martes, marzo 15, 2016

Posicionamiento Dip. Karina Sánchez/ A favor Dictámenes Comisión de Salud

Posicionamiento del Grupo Parlamentario Nueva Alianza, a cargo de la diputada Karina Sánchez Ruiz, referente a los dictámenes de la Comisión de Salud, por los que se adiciona una fracción VI al artículo 61 y se reforma el primer párrafo del artículo 268 bis-1 de la Ley General de Salud. 
Con la venia de la presidencia. 

Compañeras y compañeros diputados:

En esta ocasión me referiré a los dos dictámenes que nos presenta la Comisión de salud.

En primer lugar, el dictamen que adiciona una fracción VI al artículo 61 de la Ley General de Salud, para considerar prioritaria la orientación alimenticia que debe tener la mujer durante el embarazo y el puerperio.

En el Grupo Parlamentario Nueva Alianza nos manifestamos a favor del dictamen, al considerar que esta propuesta tendrá un impacto positivo en el desarrollo de las y los niños de nuestro país. 

La nutrición de la mujer durante el periodo perinatal es fundamental, ya que los nutrientes que sean transmitidos por la madre desde el embarazo, le permitirán al producto contar con mejores condiciones de salud al nacer.

La orientación alimenticia se refiere a todos los rubros de una alimentación equilibrada, que incluya los nutrientes necesarios para favorecer el crecimiento y desarrollo tanto de la madre como del bebé.

En Nueva Alianza, votaremos a favor del dictamen, porque sabemos que la prevención es la mejor forma de abatir las enfermedades más comunes en la población mexicana.

Durante la atención materno-infantil se presenta el momento ideal para sentar las bases de una nutrición adecuada, cuando la madre como su hija o hijo deben tener los elementos necesarios para su desarrollo.

De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006, realizada por el Instituto Nacional de Salud Pública, en nuestro país el 20 por ciento de las mujeres embarazadas sufrían desnutrición crónica y había un millón de niñas y niños que padecían el mismo mal. 

En el mismo documento, pero de 2012, sólo 55.6 por ciento de las adolescentes que tuvieron un embarazo, conocían el beneficio de tomar ácido fólico para prevenir algunas de las malformaciones al nacimiento; en el caso de las mujeres de 20 a 49 años de edad el porcentaje fue tan solo de 56.8 por ciento.

Por este motivo, nuestro país debe tomar medidas urgentes en la materia para coadyuvar a crear una orientación alimentaria propicia durante el periodo perinatal. 

El segundo dictamen reforma el primer párrafo del artículo 268 Bis-1 de la Ley General de Salud, a fin de prohibir la realización de tatuajes, micropigmentaciones y perforaciones en puestos semifijos y ambulantes.

En los últimos años, los tatuajes y perforaciones corporales han proliferado, principalmente entre los jóvenes. En nuestro país, al menos tres de cada diez mexicanos tienen un tatuaje. 

Debido a la gran popularidad que han adquirido, cada vez hay más lugares donde pueden realizarse estos procedimientos. 

Desafortunadamente, muchos se ubican en lugares improvisados o ambulantes, lo que les impide contar con las condiciones sanitarias para garantizar la integridad y salud de quienes acuden a practicarse alguno de estos procesos. 

Las partes del cuerpo que se perforan con mayor frecuencia son las orejas, las fosas nasales y el ombligo. En la Ciudad de México, se tiene registrado que cinco de cada diez personas que se practican una perforación desarrollan posteriormente una infección en el área. 

Actualmente la Ley General de Salud y el Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios, regula la autorización y/o tarjeta de control sanitario que requieren los tatuadores, micropigmentadores y perforadores, así como las características que deben cumplir los materiales e instrumentos que se utilicen para llevar a cabo estos procedimientos, sin poner en riesgo la salud.

Sin embargo, hasta el momento no existe ninguna regulación entorno a los lugares físicos donde se realizan dichos procedimientos.

Este dictamen se encarga de corregir esta omisión, al prohibir esta práctica en lugares semifijos o ambulantes, y de esta manera minimizar los riesgos de contraer infecciones o enfermedades de tipo viral.

En Nueva Alianza entendemos que se trata de un asunto de salud pública, por lo que votaremos a favor del dictamen, como una medida de protección de la salud de quienes deseen practicarse alguno de estos procedimientos. 

Con la aprobación de estas reformas, Nueva Alianza reafirma su compromiso con la salud de las y los mexicanos, desde la nutrición de los no nacidos que requieren de los nutrientes para no desarrollar enfermedades posteriores, hasta las condiciones de higiene para que las y los jóvenes que se realizan algún tatuaje o perforación gocen de esta libertad sin poner en riesgo, su vida. 

Por su atención, muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario